Base Naval Puerto CortésLas Secretarías de Salud Pública y Defensa mantienen moras millonarias con la empresa de agua y saneamiento de este municipio, Aguas de Puerto Cortés (APC). Por tal razon, APC ha presentado un ultimátum y amenazado con cortar el servicio al Hospital de Área y a la Base Naval de Cortés esta semana si no se llega a un acuerdo de pago.

“En ambos casos las cantidades acumuladas ya suman varios millones, pues los saldos que se arrastran vienen de varios años y hasta ahora ha sido nula la respuesta que se ha tenido y por deferencia especial del gobierno local todavía no se suspende el servicio, pero no está quedando otra alternativa”  confirmó el gerente de la empresa, Jorge Aguilera.

Aguilera explicó que APC no cobra por el agua, si no por prestar el servicio porque el líquido es gratis pero hay costos al llevarla a los usuarios con sostenibilidad y calidad “y esto sin duda tiene un precio lo que nos obliga a recuperarlo para continuar  la labor”.

El doctor Ángel Flores, director del hospital, dijo que la Secretaría de Salud acepta la deuda pero no cancela “y sería muy grosero que de los fondos recuperados se tenga que hacer el pago, ya que esto sirve para adquirir insumos puntuales”.

Mientras tanto se conoció que se ha entrado en pláticas con la comandancia de la Base Naval de Cortés para llegar a un acuerdo, sin embargo el contenido de las negociaciones no ha trascendido ya que el problema debe resolverse a nivel de Secretaría de Defensa en la capital del país.

Muchos sectores consideran paradójico que Defensa no presupueste para pagar el agua de sus bases pero si esté adquiriendo naves de alto poder de fuego cuyo costo es millonario para las arcas del Estado, como es el caso de una patrullara recientemente recibida desde un astillero de Holanda y cuya compra se bautizó como el Lanchazo.