FLORA

Puerto Cortes presenta espacios abiertos con relativa abundante vegetación, especialmente en la zona de reserva en la península, en el Humedal al este de la Laguna de Alvarado, en el bosque de manglar en la parte este de la misma laguna y a lo largo del canal del mismo nombre, en las colindancias del camino secundario hacia Bajamar, en los Cerros Sapadril y Cardona, en las pendientes pronunciadas de la montaña de altura media y de pie de montaña.

En la península y alrededores de la Laguna de Alvarado y en algunas áreas localizadas sobre la Carretera hacia Omoa y el camino hacia Bajamar, es donde están localizados los remanentes del bosque de mangle original, compuesto principalmente por Rhizophora mangle, o “mangle colorado” y Laguncularia racimosa, ” mangle blanco”.

Las áreas de Humedal o pantano presentan Thypha sp. o “tule” y “tigrillo”. Además existen pequeñas áreas cubiertas por Gualiqueme o Palo Pito “Erythrina fusca” y por Sauce, Salix humbulatiana, que crecen sobre terrenos con inundaciones mas o menos frecuentes de agua dulce los primeros y sobre terrenos planos con napa freática alta durante todo el año los segundos.

Fuera de Puerto Cortes y en la zona de influencia indirecta, en los ecosistemas de montaña de media altura y de pie de montaña de la Sierra de Omoa restan pocas áreas cubiertas por bosques primarios o prístinos, encontrándose ampliamente diseminado el bosque de segundo crecimiento, el cual resulta de bosques que han sido modificados por tala parcial y siembra de especies arbóreas comerciales y para el establecimiento de plantaciones de cacao, coco, granos básicos, cítricos, hortalizas, pastos para ganadería y por explotaciones forestales selectivas.

En algunas áreas ocurre regeneración del bosque original a través de un proceso sucesional secundario donde las especies dominantes son especies herbáceas y arbustos heliófitos de crecimiento rápido y turno relativamente corto, son estas últimas las que forman un dosel cerrado y debajo del cual se desarrollan los árboles más tolerantes a las sombras, de crecimiento más lento, que constituyen el bosque original.

En estos ecosistemas se dan comunidades de Bosque Latifoliado, Bosque de Pino, Bosque Mixto Predominantemente Pino, Bosque Mixto Predominantemente Latifoliado y Matorral Bosque Joven Latifoliado. Entre las especies más comunes encontradas en la zona de influencia está la Ceiba, Ceiba pentandra; Guama Blanca, Inga sp.; San Juan, Vochysia hondurensis; Masica, Brosimum terrabanum; Guarumo, Cecropia hondurensis; Indio Desnudo, Bursera simaruba; Caimito, Chrysophyllum caimito; Madreado, Gliricidia sepium.

Este documento lista en el anexo I, las especies más comunes al bosque primario y secundario del Parque Nacional  Cusuco, en la cordillera del Merendón, cadena montañosa ligada  a la Sierra de Omoa, dentro de la zona de influencia de este estudio.

 FAUNA

De manera general la fauna en Puerto Cortes ha sido diezmada en términos de cantidad de especies y de especimenes, debido a la intensidad de las actividades humanas que en ella se desarrollan, lo que significa un gran impacto a la biodiversidad de la zona y sus consecuencias negativas en términos de eliminación de oportunidades de obtener bienes ambientales como fuentes de medicamentos y de indicadores de calidad ambiental.

No obstante, espacios con menor desarrollo en la zona de influencia indirecta como el Humedal y las áreas de montaña de altura media, aún mantienen hábitat para especies de mamíferos mayores como Jaguar, Panthera onca; Puma, Felis concolor; Venado Cola Blanca, Odecoileus virginianus. En la mayor parte del área de estudio restan mamíferos menores como Ocelote, Felis pardalis; Mono Aullador, Alloutta palliata; Guatuza, Dasyprocta puntata.

La proximidad de la zona de influencia indirecta al Parque Nacional Cusuco, hace suponer que los inventarios realizados en el mismo puedan servir como aproximación a la fauna existente en la parte alta del Municipio de Puerto Cortés.

En términos de especies marinas se ha disminuido la incidencia de mamíferos como Manatíes, Trichechus manatus, Entre las especies piscícolas marinas que aún se encuentran está la macarela, mero, pargo rojo, pez aguja, tiburón, pez espada, pez vela y delfín.

En la zona del Parque Nacional Punta Sal se ha encontrado una gran cantidad de especies y especímenes de moluscos como la Ostrea frons y Ostrea permollis, Strombus alatus y Strombus gigas, que se estima que también existan en la zona de estudio, aunque en menor cantidad debido a los procesos de urbanización.

También en ese parque se reportó una abundante cantidad y poblaciones de aves migratorias y residentes que también se observan en el área de estudio como Pelicanos, Pelecanus occidentalis. En las áreas de pie de montaña fueron avistados especímenes de Oropéndolas por parte del equipo de consultores.

Entre las especies de peces de agua dulce que se reportaron en el informe de Evaluación de Impacto Ambiental del Proyecto de Diseño de la Represa del Río Tulián, se encuentran el Cuyamel, Joturus pichardi y el Tepemichín,  Agnostomus monticola.