Dario GamezLa empresa filipina International Container Terminal Services Inc. (ICTSI) se encargará desde noviembre próximo de la operación de la terminal de contenedores y carga general de Puerto Cortés, confirmó el Gobierno hondureño.

El manejo del principal puerto marítimo de Honduras fue adjudicado en concesión a 30 años plazo por medio de la Comisión para la Alianza Público-Privada (Coalianza), el pasado 1 de febrero.

“Estamos terminando de revisar algunos procesos para que el nuevo operador se haga cargo de la terminal; ellos lo tienen programado para noviembre”, informó Darío Gámez, gerente de la Empresa Nacional Portuaria (ENP).

Gámez aseguró que la transición se hace con el sindicato de trabajadores, ya que hay una garantía de que el 60% de los empleados actuales de la ENP sean contratados por el operador privado. Asimismo, según Gámez, las partes definieron en el convenio que el 90% del personal que se contrate en el muelle sean hondureños.

“Por supuesto que algunas cosas existentes van a cambiar, pero se utilizará el personal y pienso que no debe haber mucha expectativa en relación con eso”, indicó.

Plan de modernización

Darío Gámez explicó que el plan de ampliación y modernización de Puerto Cortés está dividido en dos partes: la construcción de la terminal de contenedores y la terminal de graneles.

Con un préstamo de 135 millones de dólares aprobados el año pasado a Honduras por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la ENP construirá 540 metros lineales de atraque, dragado del muelle y de la zona de buques con un mínimo de 12 metros y la explanada con los rellenos y consolidaciones, de acuerdo con el plan de desarrollo.

El funcionario anunció que el BID ya dio el visto bueno para que estas obras sean licitadas a finales de diciembre.

El contrato de concesión establece que la empresa filipina modernizará infraestructura, equipo y logística portuaria para recuperar el liderazgo de Puerto Cortés en Centroamérica. La concesionaria rehabilitará los muelles 4 y 5 con el fin de mejorar su eficiencia, ejecutará obras de reorganización, acondicionamiento y mejora del patio actual de contenedores, construcción de vías de acceso y vallado de la terminal. También instalará cuatro grúas y el resto de equipo.

El contrato señala que ICTSI subirá la capacidad de contenedores en Puerto Cortés de 700 mil, que es la actual, a 1.8 millones hacia septiembre de 2018 y se pasará de una capacidad de carga anual de 50 mil a 588 mil toneladas.

La concesionaria filipina pagará a la Portuaria un canon de 19.50 dólares por contenedor.

Un banco privado del país administrará en fideicomiso los recursos públicos que ingresen a Puerto Cortés.

La terminal de graneles sólidos se licitó y adjudicó en un proceso independiente con una inversión estimada en 50 millones de dólares. La construcción de la moderna obra fue adjudicada al consorcio Copreca-Cyes, que arrancará los trabajos en octubre próximo. El manejo y la operación de esta terminal de graneles se otorgaron al consorcio mexicano Multisur.

El gerente de la ENP afirmó que este año Puerto Cortés cerrará con 300 millones de lempiras en utilidades brutas después de que en 2012 reportara pérdidas por 180 millones de lempiras.

Daniel Facussé, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores, dijo que ahora “el puerto está funcionando mil veces mejor de lo que estaba antes de haberse otorgado la concesión” debido a que el nuevo operador ya instaló varias grúas.

“Esto realmente ha hecho la diferencia. No importa que no hayan tomado la administración del puerto, pero ya ellos (los filipinos) empezaron a invertir y el puerto definitivamente, por el lado de los usuarios, vemos que está trabajando mil veces mejor”, indicó Facussé.

Proyectos de Coalianza no arrancan

Ninguno de los proyectos de las alianzas público-privadas impulsados por el Gobierno por medio de Coalianza ha arrancado, afirmó Fernando Jaar, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (Ccic).

El dirigente empresarial de la zona norte expuso que el proyecto de Puerto Cortés es sumamente importante porque se necesita ampliarlo, mejorarlo y hacerlo competitivo.

“Desafortunadamente no hemos visto ninguno de los proyectos de Coalianza que ha arrancado”, lamentó.

Jaar señaló el desastre en las principales carreteras del país.

“Nos habían dicho que iban a arrancar en septiembre, estamos terminando el mes y todavía no vemos nada”.
El líder empresarial enumeró las cuantiosas pérdidas económicas en divisas que ocasiona al país el mal estado de la infraestructura vial.

Por medio de Coalianza, el Gobierno ha adjudicado 13 proyectos de infraestructura, servicios y bienes.

“Necesitamos la inversión en Puerto Cortés para optimizar el puerto.

Debemos trabajar en esto y ver cómo Coalianza comienza estos proyectos”, concluyó.

Recientemente se adjudicó a banco Continental el contrato para rehabilitar toda la red vial del occidente del país.

Fuente: laprensa.hn