IMG_9455

La reserva de Chachaguala en Omoa está en peligro por la pesca indiscriminada, la tala del manglar en la laguna y de los árboles en los humedales y el azolvamiento de los ríos que ahí desembocan.

Ante esta situación, el Cuerpo de Conservación de Omoa en conjunto con las fuerzas vivas de ese municipio presentaron ayer un plan de rescate.

“Nos hemos reunido con todas las autoridades competentes para mostrarles la situación del Parque Nacional Cuyamel de Omoa o reserva ecológica de Chachaguala, pues verdaderamente es preocupante. Queremos rescatar lo que por mucho tiempo ha sido descuidado”, manifestó Gustavo Cabrera, director del Cuerpo de Conservación de Omoa.

La reserva ecológica tiene un área de 30,029 hectáreas que comprende más de 24,000 hectáreas de tierra firme, entre montañas y humedales, y el resto de hectáreas acuáticas, que incluyen mar abierto, arrecifes de coral, pastos marinos y ríos, con una fauna marina y terrestre única en el sector.

Soluciones

Una de las principales iniciativas para la protección de la zona es la restauración pesquera, área que comprende la laguna y los arrecifes, pues, según expertos, este es un vivero de varias especies marinas de gran valor comercial, ya que con la iniciativa de rescate de esa zona se podrán desempeñar actividades marinas, incluyendo cultivo de algas, repoblación de las especies marinas y aprovechamiento de los recursos naturales para la actividad turística. Alejandro Dellepere, especialista en rescate de reservas naturales a escala mundial, presentó soluciones a corto plazo para el rescate de dicho ecosistema.

“Tenemos las técnicas y acciones necesarias para darles vida a sitios como este, pues debido a la grave contaminación sabemos qué metodología utilizar. Esperamos que pronto estos mecanismos puedan aplicarse en estos lugares y tener el apoyo de las instituciones encargadas para revivir lo que casi está muerto”, dijo Dellepere.

Hay respaldo legal

Marlon Lara, diputado de Cortés, dijo que apoyarán significativamente el rescate de esa zona, ya que en Omoa existe una belleza natural que proteger y conservar.

La diputada Fátima Mena manifestó que la conservación de esta reserva no solo es un derecho constitucional e internacional, sino humano.

“Proyectos como este tendrán todo nuestro apoyo, pues no beneficiará a una sola comunidad, sino a todo el pais”, indicó Mena.

Lugar apto para la inversión

Empresarios de la zona buscan la conservación de esta reserva, pues, para ellos, el lugar es apto para la inversión.

“Estamos dispuestos a colaborar para la conservación de este lugar, pues le urge el cuidado de todos, para volverlo un paraíso natural; será un sitio propicio para la inversión turística”, dijo el empresario Juan Ángel Soler.