Consejo de ministrosLa discusión y aprobación de una reforma al contrato de fideicomiso para la estructuración, desarrollo y financiamiento de la operación de la terminal de graneles de Puerto Cortés, presentado por la Comisión para la Promoción de Alianzas Público-Privadas (Coalianza) fue suspendida en Consejo de Ministros.

 

La deliberación de la proyectada enmienda fue paralizada porque pese a la explicación que dio el representante de Coalianza, Carlos Pineda, sobre la importancia de aprobar el nuevo decreto para la Empresa Nacional Portuaria (ENP), ningún ministro parecía entender de qué se hablaba, ya que la información para el análisis apenas la recibieron en la noche en sus cuentas de correo electrónico.

 

Incluso la ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén de Bográn, hizo la aclaración, antes de dar la palabra a Pineda. “Solo tengo una aclaración presidente (Porfirio Lobo Sosa), por parte de la Secretaría, sé que ministros recibieron este decreto hasta el día de ayer por parte de Coalianza y espero que todos lo hayan recibido o revisado”, consideró.

 

Acto seguido, el funcionario de Coalianza dijo que lo que ellos llevaban era “una cosa bastante sencilla” y explicó que se trataba de una parte en el proceso de desarrollo de Puerto Cortés, tanto en la terminal de contenedores como en la de graneles, siendo importante para ello un plan maestro que concluyó con dos procesos de operador de selección para construcción y la terminal de contenedores y de graneles.

 

Sin embargo, dentro de todo ese proceso, Coalianza detectó que ya existía un contrato de concesión de la sociedad Agrecasa, por el cual ellos estaban obligados a construir un muelle adicional para el movimiento de graneles pétreos, es decir, que se exporta grava y minerales y, entonces, con base en ese convenio había que incorporar dentro del fideicomiso de graneles a esa firma, explicó.

 

“El decreto lo que contiene son las adendas, algunas de las partes del fideicomiso otorgado y lo que se busca es incorporar los bienes objeto de la concesión de Agrecasa para garantizar que la ejecución se haga dentro del plan maestro de desarrollo del puerto y, además, garantizar el cumplimiento de las obligaciones del fideicomiso en forma ordenada y estructurada”, detalló el funcionario ante los ministros.

 

Posteriormente, el mandatario dijo que la aprobación del decreto debía hacerse en beneficio de la Portuaria y no seguir con atrasos y preguntó quiénes tenían dudas y se levantaron varias manos.

 

Al ver eso, el mandatario ordenó que todos los que tenían preguntas se fueran a un cuarto aparte junto al encargado de Coalianza para que despejaran las dudas. “Voy a suspender la discusión de este decreto para que don Carlos Pineda se pueda retirar (con los que tienen preguntas), aquí tenemos un saloncito, pueden ir allí para que luego vengamos a la discusión del decreto”, sugirió.

 

En ese momento, varios ministros se levantaron y se fueron al “saloncito”, donde analizarían los puntos que no comprendían y deberían aprobar, de forma que transcurridos 30 minutos regresaron a sus puestos y fue cuando Pineda dijo que el decreto presentado merecía más discusión por parte de los funcionarios.

 

“Habiendo discutido con los ministros han sentado varios puntos interesantes, han estimado ellos que merecen mayor discusión y en ese sentido, han solicitado que se prorrogue la aprobación del decreto para una próxima sesión que podría ser el martes o una extraordinaria como usted estime conveniente”, indicó el funcionario y luego el Presidente Lobo Sosa determinó dejar en suspenso la aprobación del decreto para la próxima semana.

Fuente: latribuna.hn